Blog de Trópico Verde

viernes 20 de febrero de 2009

Noticias Ambientales 20/2

La Hora (2)

Villa Nueva. Sigue conflicto por arenera
El conflicto por el traslado de más de 280 familias de la arenera el Carmen en Bárcenas Villa Nueva, hacia otro terreno, alcanzó aumentar el litigio porque hay dos grupos divididos que se alegaron en pleno Congreso de la República.

Mesoamérica. Indígenas analizan impacto de minería
Líderes indígenas de Mesoamérica analizarán esta semana el impacto de la explotación minera y la construcción de plantas hidroeléctricas, a las que acusan de causar graves daños al medio ambiente, informó ayer la entidad organizadora del encuentro.

El Periódico (1)

Nuestros bosques en peligro
El recorte de los fondos al Instituto Nacional de Bosques.

Prensa Libre (3)

Comunidades rechazan proyecto de Xalalá
Comunidades de Alta Verapaz y Quiché, afectadas por la posible construcción de una hidroeléctrica en el río Chixoy, presentaron un estudio en el que señalan que ésta podría producir desplazamientos de pueblos y pérdida de recursos.

Atitlán y los burrócratas
A raíz de esa columna, los Amigos del Lago de Atitlán me contactaron para ampliarme la información y relatarme el viacrucis que nuestro amado lago ha tenido que enfrentar para evitar convertirse en un enorme vertedero de caca, basura y desfogues de todo tipo imaginable de contaminaciones.

Tratando de sobrevivir
Las últimas selvas y bosques que quedan en Guatemala deben ser valorados en su justa dimensión. Son el patrimonio más importante de la sociedad guatemalteca porque en ellos se encuentra la mayor manifestación de vida que tenemos en nuestro territorio y su equilibrio ecológico. Si calculáramos lo que se necesita para diseñar, planificar y producir un río, por ejemplo, nos daríamos cuenta de que substituir los sistemas naturales por sistemas diseñados por la mente humana, es imposible.

Diario de Centro América (3)

Pobladores rechazan proyecto hidroeléctrico Xalalá

Autoridades indígenas y representantes de las comunidades tienen razones para oponerse a la construcción del megaproyecto.
Francisco Hurtarte

En la recta final de aprobación se encuentra la Ley de Armas y Municiones.

El proyecto hidroeléctrico Xalalá es rechazado por pobladores de comunidades de Alta Verapaz y de Uspantán e Ixcán, departamento de Quiché.

Argumentan que, según estudios, las represas inundan los lugares y ellos consideran que unas 14 mil personas podrían salir afectadas.

Señalan que la hidroeléctrica tendría un impacto negativo en sus comunidades, pues afectaría el acceso a la tierra y a la seguridad alimentaria, pero también fundamentan su rechazo en el antecedente vivido en las comunidades que resultaron afectadas con la hidroeléctrica Chixoy.

Hugo Evaristo Ramírez Caal, alcalde indígena de la región de Nimlajacoc de Cobán, afirmó que ellos requieren un verdadero desarrollo comunitario que les asegure el acceso a la tierra, empleos permanentes y servicios sociales de calidad.

Xalalá no tiene estudio de impacto ambiental

Blanca Blanco, en representación de la Iniciativa de Copenhague para Centro América y México (Cifca, por sus siglas en inglés) afirmó que a la fecha, sobre el río Xalalá no se ha hecho ningún estudio del impacto ambiental que causará la represa.

Marco Antonio Dávila, coordinador de la oficina de planificación de proyectos eléctricos del Instituto Nacional de Electrificación (INDE), afirmó que se preparan para hacer los estudios.

Dijo que el plan no ha avanzado, pero reiniciarán los estudios ambientales y que tendrán una comunicación estratégica con las comunidades cuando estén en el área de trabajo.

Opiniones

“Un estudio acerca de Represas del Banco Mundial, destaca que las grandes represas son poco eficientes, más caras de lo planeado, son contaminantes y causan un costo social y ambiental mayor a los beneficios”.

Monti Aguirre, del International Rivers.

Es necesaria una actitud diferente

El funcionamiento de las instituciones del Estado es la vida sociopolítica real de los pueblos, de esta relación de confianza y de cooperación entre los ciudadanos y la administración pública nace la participación y con ello la vida política de la Nación. Esto es característica de una auténtica democracia y es lo que hace que se tenga confianza en las acciones administrativas públicas, y que éstas estén siempre bajo el escrutinio de las comunidades.

Este ejercicio democrático mantiene sanos a los gobiernos de caer en el vicio de la prepotencia y en el sino de la ineficacia.

El hecho de que se quiera construir una nueva represa en Guatemala abre otra vez viejas heridas que no han sanado debidamente. Vuelve a sentirse el malestar y la ansiedad de una experiencia dolorosa que no se quiere repetir: Chixoy.

En 1983 la represa Chixoy fue inaugurada como la más grande del país, con una capacidad para generar más de un 25% de las necesidades de energía eléctrica. Sin embargo, debido a cálculos defectuosos, tuvo que cerrarse para hacerse los arreglos pertinentes.

Volverse a reabrir en 1986, con un adicional gasto extra que alcanzó finalmente el 40% de la deuda externa de Guatemala.

Cientos de millones de dólares que nunca vieron un resultado óptimo, ni tampoco lograron lo esperado. Más aún, las comunidades que resultaron afectadas por el anegamiento de 142 kilómetros cuadrados, fueron maltratadas en extremoy nunca se saldó en forma humana y completa todo el daño que se les hizo.

Ahora, después de 25 años de aquellos inexplicables problemas, los habitantes de las comunidades que se verían afectadas tienen miedo de que se repita la experiencia del pasado. Sin siquiera tener un estudio del impacto ambiental y sin haber recurrido a las comunidades para entablar con ellas un diálogo sincero, se está planificando otra presa en poblaciones de El Quiché, sobre el rio Xalalá. Esta vez son 14 mil personas, unas 12 mil más que el anterior proyecto de Chixoy, también el gasto sería considerablemente mayor.

Hasta ahora el proyecto se encuentra en su parte inicial y las comunidades y expertos consultados incluyendo informes del Banco Mundial, aducen que los daños son más graves que los beneficios en la construcción de represas, y la anterior experiencia, incluyendo además la presa de Aguacapa en Escuintla, no ha generado lo proyectado y ha dado muchos problemas de funcionamiento. Entonces, para evitar todas estas tragedias, que al final vienen en detrimento de la comunidad nacional y afectan la credibilidad en las instituciones que están volviendo a resurgir, es necesario que se agoten todos los pasos del procedimiento que manda la Ley y se parta de la comprensión de los afectados directos, que finalmente son parte integral de la Nación y deben respetarse.

Manabique, historia frustrada

En este objetivo, será necesario quitar las bases jurídicas políticas que han estructurado el racismo de Estado.

En Izabal está la península de Punta de Manabique, que comprende la parte sur de la Bahía La Graciosa y la franja costera que va desde el Cabo Tres Puntas hasta la desembocadura del río Motagua.

Es un humedal costero marino declarado sitio RAMSAR en el año 2000. Fascinante formación geomorfológica única en Guatemala; ahí habitan jaguares, dantas, loros cabeza amarilla, manatíes y en sus playas desovan las tortugas marinas.

En 1975 Mario Dary Rivera inició estudios biológicos sobre el área. En 1988 el

Centro de Estudios Conservacionistas (Cecon) de la Usac , hizo los estudios técnicos para su protección, intervinieron Fernando Rosales, Luis Villar, Herman Kihn, Percy Rosales, Carmen Poroj y otros bajo la dirección de Juan Carlos Godoy e Ismael Ponciano, con el apoyo del WWF. Esto permitió incluirla como área de protección especial en el artículo 90 de la Ley de Áreas Protegidas (Decreto 4-89). Ismael Ponciano estableció en 1989 la Fundación para la conservación del medio ambiente y los recursos naturales “Mario Dary Rivera” (Fundary) con el acompañamiento de Julio Obiols, Juan de Dios Calle, Juan Mario Dary Fuentes y Arnoldo Daetz; fui nombrado su director ejecutivo. Un tema bandera, fue lograr la protección legal de la Punta de Manabique. Julio Obiols llevó por 16 años la tarea; en el camino Conap anuló los estudios técnicos en 1991 y en 1999 el presidente Arzú vetó el Decreto 19-99 que la declaraba protegida.

En 2005 se logró la emisión del Decreto 23-2005 creando el Refugio de Vida Silvestre Punta de Manabique. Intervenimos: Julio Obiols, Juan Mario Dary, Yvonne Ramírez, Juventino Gálvez, Víctor Ruano, Olga de Noack, Milton Cabrera, Alfredo Cojtí y el suscrito.

En 1991, inicié desde Fundary la aventura natural más fascinante en que me haya involucrado: el manejo, protección y conservación de la Punta de Manabique. Ganar confianza en las comunidades, jornadas médicas, alfabetización, jornadas cívicas, equipos de futbol, educación ambiental, inventarios biológicos, caracterizaciones, prospección pesquera, cabildeo e incidencia política y un largo etcétera.

Inolvidable experiencia que con amor, pasión, entrega, dedicación y humildad tomó como propia Nicolás Pelicó. Después le apoyaron Jorge Cardona, Ramiro Pineda, Hipólito Pérez (+), Giovanni Echeverría y Gilberto Sánchez. Luego siguieron Frida Stolinsky, Jean Luc Betoluve, Estuardo Herrera y Carmen Yoc.

Qué ironía y frustración leer y ver lo publicado por Prensa Libre, domingo 15 de febrero 2009, páginas 10-12. Paraíso de nadie. Agoniza la reserva Punta de Manabique. “Justicia para la Naturaleza ”.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

<< Página principal